24 horas en Cádiz

Bookmark Enviar a un amigo/a Cuaderno de Viaje
scroll left
  • Piragua en la Playa de la Caleta de Cádiz
  • Torre Tavira - Cámara Oscura
  • Cádiz
  • Cádiz
  • Cádiz
  • Cádiz
scroll right

Paseando con "La Pepa" (Constitución de 1812)

Ya se cantaba en Cádiz en 1812 "con las bombas que tiran los fanfarrones (los franceses), se hacen las gaditanas tirabuzones". Esta frase describe perfectamente el carácter de los habitantes de esta ciudad, de origen fenicio con más de 3.000 años de historia, que durante el año 2012 celebró que durante unos años se convirtió en la capital de España y el mundo, en el lugar donde se decidió que la libertad y la soberanía del pueblo estarían por encima de los poderes absolutos. Una ciudad que huele a mar, que sabe a marisco, donde habita la luz.

¡Cádiz, salada claridad! (Manuel Machado)

9.00h Chocolate con churros

Tome un buen  desayuno de churros con chocolate o café en algún bar de los alrededores del Mercado o de la Plaza de San Francisco. Por ejemplo, lo mejor es ir directamente a los puestos de churros que están frente al Mercado de abastos, comprar un "papelón", pida de los finos y de los gordos, riquísimos y cómalos en algunos de los bares cercanos. También puede ir al bar La Marina (frente al mercado) y allí mismo pedir los churros que ellos hacen; si prefiere tomar otro desayuno típico, pruebe la tostada con aceite y tomate, o con "manteca colorá". Para otros paladares, en el bar Le Poème (c/Alcalá Galiano,3) también junto al mercado, encontrará una pastelería francesa deliciosa y podrá tomar un genuino croissant.

10.00h Un paseo constitucional

Si lo prefiere puede disfrutar de una visita teatralizada con un grupo de actores-historiadores ,De Ida y Vuelta, vestidos de época que de manera amena y divertida, sobre todo eso, con mucho sentido del humor que nunca falta en Cádiz, le llevarán al pasado. Pero si va por su cuenta ahí lleva el itinerario

Empezaremos la visita, que será siempre a pie pues Cádiz "La Tacita de Plata" se recorre fácilmente, por la Plaza de España que es hoy por hoy uno de los lugares emblemáticos, allí podrán ver el Monumento a Las Cortes que se hizo para conmemorar el primer Centenario de la Constitución. Toda la plaza está rodeada de edificios históricos del s.XVIII, como las casas de los comerciantes con sus torres vigía desde donde veían arribar los barcos con sus mercancías de ultramar. Destacan la casa de las Cinco Torres y a su derecha la de las Cuatro Torres, ambas de s.XVIII.

Este es el comienzo de la ruta que continúa por la Alameda Apodaca frente a la bahía, uno de los paseos más bellos de Cádiz, su origen se remonta a 1617 y era lugar de deleite y esparcimiento de los gaditanos. No deje de ver los dos impresionantes ficus centenarios traídos de América.

Al final de la Alameda se encuentra la iglesia del Carmen, de estilo barroco, es el lugar donde se celebró el "Te Deum" en acción de gracias por la conclusión del texto constitucional.

Cerca de esta iglesia resulta imprescindible hacer una parada en la Plaza del Mentidero, antigua  Cruz de la Verdad, que fue el lugar elegido para leer por segunda vez el texto de la Constitución. Siga caminando por la calle Vea Murguía hacia la plaza de San Antonio y haga una paradita en el bar-ultramarinos Veedor, de los que existen todavía muchos en Cádiz,  para degustar chacinas ibéricas, quesos, o sus afamadas tortillas de todo tipo.

Y llegamos a la plaza de San Antonio, centro neurálgico de la ciudad y testigo de la tercera proclamación del texto constitucional, también se le denominó Plaza de la Constitución. Fue el centro civil y religioso del s.XIX y conserva hermosos edificios de la arquitectura civil de la época: la casa Aramburu, el Casino Gaditano, y el edificio que fue el café Apolo claro ejemplo de las costumbres del Cádiz de 1812, celebrar reuniones y actividades sociales en los cafés para conocer lo que ocurría en Las Cortes, y el Apolo era el lugar privilegiado para las tertulias.

¿Sabía que el primer sorteo de la Lotería Nacional española se celebró el 4 de mayo de 1812 en Cádiz? Los gastos ocasionados en la defensa contra los franceses hizo necesario buscar fondos por lo que las Cortes instauraron por decreto la Lotería Nacional de España en marzo de ese año, y hay una placa conmemorativa que recuerda el lugar en esta plaza.

Llegamos finalmente al oratorio de San Felipe Neri (c/ Santa Inés) principal protagonista de la Constitución de 1812; en él se ideó y firmo la Carta Magna y donde tuvieron lugar los debates de los diputados doceañistas. Anexo al edificio se encuentra el Centro de Interpretación de la Pepa 1812, el recorrido comprende las dos primeras plantas del edificio anexo para exposición de  tres grupos temáticos.

En el edificio contiguo se encuentra el museo de las Cortes de Cádiz, que ayudará a comprender la historia de La Pepa. El principal atractivo es la maqueta de la ciudad, de gran tamaño, de 1777, elaborada con maderas nobles y marfil y la artística vidriera en la escalera principal en la cual se recrea alegóricamente la Jura de la Constitución.

Y terminamos nuestro paseo acercándonos a ver la Torre Tavira (c/ Marqués del Tesoro,10) designada torre vigía oficial del puerto de Cádiz en 1778 por ser la que se encuentra en la zona más alta  del centro histórico de la ciudad. Actualmente contiene  la Cámara oscura  en la que se refleja toda la ciudad en tiempo real y movimiento; desde su azotea, se disfruta de una de las vistas más hermosas de Cádiz. No deje de realizar esta visita

13.00h ¡Marchando una de gambas !

Después de la subida a la Torre, visita indispensable al mercado de abastos (plaza del mercado) donde sorprende la variedad de productos, sobre todo pescados y mariscos, que puede encontrar.Aproveche para visitar su Rincón Gastronómico donde podrá degustar la gastronomía nacional e internacional.¡No se lo pierda!

Vaya hacia la Catedral después del mercado, aproveche para ver el museo de la Catedral, o subir a la Torre del Reloj (Torre de Levante) a contemplar la ciudad desde arriba. En el mismo barrio, el barrio medieval del Pópulo, el más antiguo de la ciudad, está la Iglesia de Santa Cruz o Catedral vieja de estilo barroco y el Teatro romano el segundo más grande de España, actualmente  en obras pero abrirá en breve. Mientras puede visitar el Centro de Interpretación del Teatro            (c/ Mesón,13), en el barrio más antiguo de la ciudad, el barrio de El Pópulo.

 Un buen almuerzo a base de pescados y mariscos  de la Bahía sería el broche de oro para esta mañana intensa; pruebe en el bar-restaurante Terraza (plaza de la Catedral,3)  para disfrutar de un almuerzo tradicional gaditano y donde las papas "aliñás" no le dejarán indiferentes, o el restaurante El Baluarte, en la Alameda Apodaca con vistas  a la Bahía, en el que se mezclan lo tradicional y lo moderno. Bueno tal vez tapear sea una buena idea, por los bares de la c/Zorrilla, cercanos a la Plaza de Mina es una opción, y por la c/ Plocia, junto al Ayuntamiento.

16.00h  ¡Qué arte!

Visitar el Museo de Cádiz (Plaza de Mina) que contiene una interesante colección de arte fenicio y romano fundamentalmente y en el que destacan los sarcófagos fenicios, y unos fondos en la sección de Bellas Artes bastante importantes con pinturas de Zurbarán, entre otros, supondrá zambullirse en la historia de las diferentes culturas que llegaron a esta tierra.

En el Oratorio de la Santa Cueva (calle Rosario) va a descubrir frescos de Goya. El promotor de este histórico lugar, el Marqués de Valdeíñigo, encargó al músico barroco Joseph Haydn una pieza musical para tocar en Viernes Santo, que sería el "Oratorio de las siete palabras de Cristo en la Cruz" y que continúa tocándose cada año en esa fecha.

Allí cerca, en la calle Valverde nº 3 se encuentran las Catacumbas de El Beaterio, lugar destinado para los enterramientos de una antigua orden de beatas terciarias Franciscanas del siglo XVII. Merece la pena meterse en el subsuelo de la ciudad para recorrer esta cueva llena de historia y misterio

Lo que  antes era el Gobierno Militar, ahora es el Centro Cultural Reina Sofía (Alameda Apodaca), con la colección de obras de uno de los mejores escultores del s.XX, Juan Luis Vasallo, entre otras ofertas.

Las exposiciones que se celebran a lo largo de todo el año se encuentran en diferentes centros de exposición, como el Castillo de Santa Catalina, el ECCO-Espacio de Creación Contemporánea, el Museo de Iberoamérica.

18.00h-20.00h   El sol que se esconde entre dos castillos

La mejor hora para pasear por el recinto amurallado junto al mar bordeando el casco histórico, pasando por parques encantadores como la Alameda, el Parque Genovés  y por baluartes defensivos hasta llegar a la playa de La Caleta, pequeña cala en pleno barrio popular y marinero de La Viña, cuna del Carnaval de Cádiz,  para finalmente sentarse a tomar algo y contemplar una puesta de sol espectacular.

En esta playa se pueden ver dos magníficos castillos Santa Catalina y San Sebastián (s.XVI y s.XVII),  y un antiguo balneario de principios del s.XIX, hoy Centro  de Arqueología Subacuática.

Las calles y plazas del centro de la ciudad están llenas de iglesias y conventos que estuvieron vinculados con el Nuevo Mundo, como el de Santo Domingo, el de San Francisco, San Agustín etc.. una zona comercial, ya en aquella época, con cafés, fondas y cocinas; en ella nacieron muchos clásicos de la gastronomía gaditana y por supuesto también la popular tortilla francesa, que nació aquí, sí, se lo aseguramos. Durante el asedio francés como había escasez de alimentos, entre ellos la patata, al no poderse elaborar la tortilla de patatas, la gente se vio obligada a hacerla sólo con huevo y la llamó así para distinguirla de la española.

21.00h  "Tapear" o cenar.... esa es la cuestión

Puede quedarse por la ciudad y probar las "tortillitas de camarones" de la  barra de tapas con más variedad de la ciudad, la del restaurante El Faro (c/ San Félix,3), en el barrio de La Viña, donde también tiene la opción, en verano, de tomarse una "caballa con piriñaca" plato tradicional gaditano en alguno de los bares de la c/ La Palma o la Plaza del Tío la Tiza.

Más allá del centro, en la zona del Paseo Marítimo está Barra7 (Avda. Amilcar Barca esq. Callejón del Blanco) un concepto diferente  para degustar tapas, o bien el restaurante Arsenio Manila (Paseo Marítimo,12), especializado en  cocinas del mundo, con barra para tapear y con terraza.

Si quiere cenar le proponemos el histórico Ventorrillo El Chato (1780-Ctra. Cádiz-San Fernando) que ya existía en 1812 y contaba con una batería de cañones para hostigar a los franceses y más tarde hacia 1823 el rey Fernando VII también era asiduo. Se cuenta que, en una visita a la provincia de Cádiz, el rey Alfonso XIII se paró en esta venta para tomar un vino de jerez y que el mesonero le "tapó" el vaso con una loncha de jamón para evitar que entrara polvo o arena, y de ahí nació "la tapa".La otra propuesta es cenar con una estrella Michelín, pero tendrá que acercarse a El Puerto de Santa María y hacerlo en el restaurante A Poniente (c/Fco. Cossi Ochoa,s/n ) de Ángel León, nuestro cocinero 2 Estrellas Michelín.

En esta Guía Gastronómica encontrará mucha oferta culinaria

23.00h   De copas

Para tomar una copa tiene varias opciones, en general durante todo el año la gente se mueve por el centro histórico por los distintos pubs, como El Cambalache para escuchar un poco de jazz, El Habana Club para degustar mojitos, daiquiris, etc y escuchar música tradicional de la isla, el café Levante lugar de encuentro de escritores,músicos y gente joven del ámbito cultural de la ciudad, el café El Pay-Pay que ofrece desde actuaciones musicales de todo tipo hasta teatro y el Café Pelícano junto a las Puertas de Tierra, con terraza mirando al mar y actuaciones frecuentes de música más actual y alternativa; para la gente más joven las discotecas y bares se encuentran en la punta de San Felipe. Durante el verano el ambiente también se amplia a la zona de la playa donde se instalan chiringuitos en la misma arena donde disfrutar con una cena o una copa y buena música.

¿Qué es el Carnaval de Cádiz?
El Campo del Sur y la Catedral de Cádiz.