Gira tu dispositivo para una experiencia óptima

EN · ES · DE

2 días

Naturaleza

Aventura

Cádiz auténtica

Nubes de Algodón


1

Verde, que te quiero verde 

Grazalema

Pues sí. El lugar más lluvioso de España no está en la costa atlántica. Para sorpresa de muchos, está en Cádiz.  Esta gran pluviosidad, además de teñir de verde una enorme extensión en la que se encuentra el parque natural de la Sierra de Grazalema, ha ido esculpiendo la piedra milenio tras milenio. Fruto de esa erosión, hoy podemos disfrutar de simas, grutas y cañones tan espectaculares como poco conocidos.

Te proponemos arrancar el itinerario en el bello pueblo de Grazalema, blanco como una nube atrapada en la cordillera Bética. Aquí vale la pena simplemente perderse por sus callejas y tomar un café viendo la apacible vida pasar entre las cimas brumosas que abrazan este pueblito.

¿Necesitas un poco de acción? Cálzate las botas para adentrarte en la cercana Garganta Verde, un cañón con 400 metros de profundidad, cuevas gigantescas como la de la Ermita e incluso pozas en las que remojarse. Te aseguramos que te sentirás diminuto ante la fuerza de la naturaleza. Esta es una ruta de dificultad moderada de 5 kms. Recordarte que para atenuar el impacto ambiental debes solicitar con antelación un permiso del centro de visitantes del parque natural Sierra de Grazalema.


Inserta aquí una nueva sección

2

Aquí en la tierra como en el cielo

Zahara de la Sierra

Después de haber disfrutado de la cara más salvaje de este paraje, sigue hacia el norte hasta el embalse de Zahara-El Gastor, justo en el límite del parque natural. Después de la excursión tu estómago debe estar reclamando sus calorías, así que te sugerimos una buena propuesta gastronómica de sabores mediterráneos en una terraza con vistas a las aguas turquesas que se concentran a los pies de Zahara de la Sierra. Se trata del restaurante Al Lago, que apuesta por productos frescos de temporada para elaboraciones con un toque contemporáneo y una carta de buenos vinos locales. Divino.

Seguro que ya habrás visto que la estampa de Zahara de la Sierra, al igual que algunos pueblos blancos, tiene un castillo en lo más alto. ¿Aún tienes energía? Esta fortaleza de origen nazarí conserva su torre del homenaje a la que se puede subir para una vista imponente de 360 grados muy recomendable al atardecer. Esto es un lugar “instagrameable” y lo demás es tontería.

Si el cuerpo ya te está reclamando un reposo, te recomendamos el alojamiento rural El Pinsapo, con todas las comodidades, terrazas y una buena relación calidad-precio. Otra opción cercana es el hotel rural Los Tadeos, con una gran piscina que recordarás para siempre. ¿Ya encamado? Recarga baterías, mañana vendrán emociones fuertes.



3

Hasta el infinito y más allá

Algodonales

¿Descansado y bien desayunado? Seguimos entonces la ruta hasta Algodonales, una localidad que disfruta de un microclima perfecto para volar la mayor parte del año en condiciones óptimas. ¿Volar? Sí, esta es una meca del parapente y el lugar perfecto para tu bautismo de aire. Tranquilo, no se necesita experiencia previa, ya que en un parapente biplaza será tu instructor el que realice todas las maniobras. Tu tan solo deberás disfrutar de un vuelo sin motor, en suave silencio volando entre las nubes. Con un poco de suerte puede que hasta uno de los buitres leonados de la zona se acerque a darte la bienvenida al cielo.

Para realizar esta actividad de forma profesional y segura te aconsejamos Parapente Algodonales, CIVA o Zero Gravity Parapente, todas ellas empresas locales especializadas en llevarte a lo más alto, sea cual sea tu nivel.



4

Abrigo bajo rocas

Setenil de las Bodegas

Hay quien dice que todos los pueblos blancos se parecen. Pero eso es porque no han visitado Setenil de las Bodegas, la gran rareza. Aquí sus habitantes aprovecharon los salientes rocosos del cañón del río Trejo para construir sus casas. ¿Te cuesta imaginarlo? Entonces pon en tu cabeza una gran cueva y después construye una fachada en la entrada. ¡Listo! De una forma sencilla has usado el mínimo de recursos constructivos y tendrás una casa con frescor natural. Sí, aquí no hace falta gastar en aire acondicionado.

Una vez llegues allí, tómate un unas tapas acompañadas de un buen vino o cañita fresca en la calle Cuevas del Sol, una de las más pintorescas y animadas de Setenil. Después sigue explorando este pueblo incrustado en la roca hasta la calle Cuevas de la Sombra… y prepárate para un efecto de lo más extraño cuando la caliza eclipse el cielo de la calle. Pintoresco es poco.

Lo sabemos, después de la explosión de adrenalina del parapente, se crea en tu cuerpo cierta resaca. Mejor ya ir buscando donde descansar. Durante el paseo apostamos a que te has preguntado cómo deben ser esas casas-cueva por dentro, ¡ahora es el momento de descubrirlo! En la casa rural El Tajo o en el apartamento Un Rincón en la Roca podrás dormir abrigado por la piedra y con la satisfacción de que literalmente hoy acariciaste las nubes.




5

ITINERARIO Y RECORRIDO

Kilómetros: 52
Conducción estimada: 1 h y 25 min.
Días recomendados: 2
Atractivos: Naturaleza, deporte, cultura.
Ver recorrido en mapa: Google Maps


COMPARTIR