48 horas en la Costa de la Luz

Bookmark Enviar a un amigo/a Cuaderno de Viaje
scroll left
  • Playa Zahara de los Atunes
  • Playa Caños de Meca
  • Chiclana Playa de la Barrosa
  • Playa de Barbate
  • Playa Fuente del Gallo
  • Chiringuito en la playa de Bolonia
scroll right
 

LA COSTA DE LA LUZ

Lugar de paso y asentamiento de culturas desde la más remota antigüedad, la comarca de La Janda, en la costa gaditana, conserva, entre otras cosas, una gran riqueza arqueológica. Esta zona del litoral, en la que se encuentran las localidades de Conil de la Frontera, Barbate, Zahara de los Atunes y Vejer de la Frontera, es hoy día un importante enclave turístico.

La Janda es especialmente prolífica en abrigos pictóricos como las valiosas pinturas rupestres del Tajo de las Figuras (Benalup-Casas Viejas) donde destacan representaciones de aves, cuadrúpedos y antropomorfos. De los fenicios perduran tradiciones tan arraigadas como el arte de pesca de la Almadraba y la industria de salazón de pescados. Con la llegada de los romanos se multiplican los asentamientos y la industria de salazón llega a su máximo esplendor.

La herencia andalusí es constatable simplemente paseando por las villas y admirando su estructura urbana, las tortuosas y laberínticas calles, las fachadas encaladas, sus patios y arcos... Además, toda una serie de fortalezas y recintos amurallados como los de Medina Sidonia, Alcalá de los Gazules o Vejer de la Frontera, se diseminan por el territorio, sumando a las musulmanas aquellas otras construidas por los cristianos para defender la tierra reconquistada.

Entre los ss. XIV y XVI florece la arquitectura gótica y mudéjar, plasmándose en las bellas iglesias que jalonan la comarca, junto a los conventos edificados por las órdenes religiosas que deciden asentarse en la zona. Con el triunfo del Barroco, proliferan los templos y capillas con suntuoso mobiliario y ricos tesoros sacros y los magníficos palacios y casas señoriales.

DÍA 1.- CONIL DE LA FRONTERA

A pesar de su enorme ambiente turístico, fruto del reclamo que suponen sus maravillosas playas, Conil de la Frontera ha sabido conservar todo el sabor y el encanto de las villas marineras.

De las fortificaciones medievales conserva lienzos de sus murallas en la Puerta de la Villa (s. XVI) llamada antiguamente de Vejer, porque abría el camino hacia esta villa; y en un baluarte que las fortificaba. Desde las torres vigía de Roche y Castilnovo (ss. XVI y XVII) situadas en la costa se avistaban los posibles ataques piratas o invasiones. Y por último, la Torre de Guzmán, de los ss. XIV y XV, formaba parte del antiguo castillo y es el núcleo alrededor del que se formó la población.

En la misma Plaza del Castillo se ubican la Iglesia Parroquial de Santa Catalina (ss. XVI y XVII), en estilo renacentista y barroco, y las Casas Consistoriales, erigidas sobre el antiguo Convento de la Victoria.No se debe olvidar visitar también el Museo de Raíces Conileñas ni acudir a las interesantes subastas de pescado que se desarrollan en la lonja de su puerto pesquero.

Actividades propuestas

  • Recorrer los 14kms de playas para todos los gustos, de fina arena blanca, aguas transparentes que permiten la práctica de todo tipo de deportes náuticos, y una belleza espectacular. Y además las numerosas calas que extienden entre los acantilados de Roche.
  • Degustar el exquisito Atún de almadraba por los bares y restaurantes del pueblo durante la Ruta del atún de almadraba que se celebra todos los años en el mes de mayo.
  • Practicar el surf en alguna de sus playas, sobre todo en Los Bateles, en el mismo pueblo.
  • Hacer cicloturismo por los senderos de los acantilados de Roche

 

DÍA 2.- VEJER DE LA FRONTERA

Asentado en una bella colina a cuyos pies discurre el río Barbate y a tan sólo 9 kilómetros del mar, Vejer es uno de los pueblos más hermosos y pintorescos de la provincia. Declarada Conjunto Histórico y galardonada con el Premio Nacional de Embellecimiento, el legado árabe se plasma en su arquitectura popular y en el urbanismo de barrios como el de la Judería. Un paseo imprescindible por un pueblo lleno de vida, con una oferta gastronómica estupenda en sus bares y restaurantes y una gran oferta de hoteles.

La herencia islámica se manifiesta hasta en el cobijado, el manto con que hasta hace muy poco se cubrían las mujeres de Vejer. Amurallada desde siempre, aún conserva en buen estado varias torres (Torre del Mayorazgo, de San Juan y de la Corredera) y las cuatro puertas de la villa medieval integradas a la perfección en el conjunto urbano: la del Arco de la Segur, la de la Villa, la de Sancho IV y la Puerta Cerrada. El castillo (ss. XI-XVI) se sitúa en la parte más alta del casco antiguo, accediendo a él por un bello arco de herradura. Combina en su arquitectura elementos musulmanes y cristianos.

Vejer de la Frontera cuenta a tan sólo 9 kilómetros de su núcleo urbano con una de las playas más famosas del litoral gaditano, la playa de El Palmar. Sus finas arenas doradas se extienden a lo largo de más de 4 kilómetros y contrastan con la claridad de sus aguas y un bonito entorno natural. Su estado salvaje no va en detrimento de los servicios básicos. El viento de la zona es también el aliado de los aficionados al windsurf. Otros deportes que pueden practicarse son la vela, el surf, esquí acuático y pesca, entre otros.

Actividades propuestas

  • Noche Flamenca de la Segur- se celebra en la 2ª quincena de agosto y está declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional
  • Visitar la Dehesa Montenmedio Es un complejo novedoso que combina oferta turística con representaciones artísticas y deportivas. Merece la pena visitar su colección de arte contemporáneo, con algunas obras exteriores realmente curiosas. Ofrece excelentes opciones de restauración y alojamiento, así como una enorme oferta de ocio para todos los públicos, destacando actividades como la monta a caballo, conducción de quads y todoterrenos o avistamiento de aves.
  • Practicar turismo activo: ala delta, parapente y sobre todo senderismo en el Parque Natural de la Breña y Marismas de Barbate: sendero del acantilado, de la Torre del Tajo, de Meca, Marismas de Barbate....
  • Disfrutar de las playas cercanas en Barbate y Zahara de los Atunes: Caños de Meca, la Yerbabuena, Zahara de los Atunes...
  • Fiesta del Toro Embolao: domingo de Resurreción

Si contamos con otro día, no podemos olvidar que también Barbate y Zahara de los Atunes son Costa de La Luz y que el interés que suscitan estas poblaciones está relacionado con dos elementos el atún de almadraba y las maravillosas playas que poseen

BARBATE  situada en el entorno que los griegos denominaron "Columnas de Hércules", esta villa blanca y luminosa está ligada desde antiguo al mar y a la pesca, disponiéndose alrededor de su pintoresco puerto pesquero. Fueron los fenicios quienes hicieron de Barbate un puerto exportador, al implantar el sistema de almadraba que se ha perpetuado hasta hoy. Con el Imperio romano la localidad vivió su etapa de mayor esplendor, convirtiéndose en un próspero enclave debido a la industria pesquera y de salazón. Las playas son paradisíacas e ideales para el baño y los deportes náuticos.

Zahara de los Atunes, esta pedanía de Barbate es un encantador pueblecito marinero lleno de sabor y tipismo andaluz, con playas vírgenes que conservan la riqueza natural intacta.

Actividades propuestas

  • visita al Museo del Atún (La Chanca Conservas) en Barbate para conocer más sobre la pesca trimilenaria del atún rojo y presenciar un "ronqueo".
  • Semana gastronómica del atún: en Barbate se celebra en mayo cada año
  • Ruta del atún: en Zahara se celebra en mayo y también se puede degustar este pescado de muchas formas por los bares y restaurantes de la localidad
  • Visita a la conservera Herpac, para conocer el proceso de elaboración artesanal de las conservas de pescado. También muestran el "ronqueo del atún", es decir, cómo se hace el despiece de un pescado de grandes dimensiones. Contactar con la conservera 
  • Visitas gastronómicas con la empresa Compuertas , excursiones a la almadraba, visitas a conserveras, ver una levantá.
  • Actividades deportivas: disfrute la naturaleza haciendo senderismo, buceo, mountain bike, cicloturismo, etc. en el Parque Natural de la Breña y Marismas de Barbate.

 

Enlaces de interés

Turismo de Conil 

Turismo de Vejer de la Frontera 

Turismo Barbate y Zahara 

Alojamientos