Embutidos. Queso fresco. Sopas cortijeras. Cocido. Migas de pan. Revuelto de espárragos. Espárragos con huevos.

Dulces: Tortas de aceite. Empanadillas. Carne de membrillo.