En las Salinas de San Fernando los visitantes pueden adquirir saquitos de sal y pescado de estero, que podrán consumir directamente en la Salina en caso de asistir a un tradicional "despeque".