Los visitantes pueden adquirir sus ricos quesos, sus dulces, donde destacan los cubiletes y los amarillos, y sus preciadas mantas y objetos de cerámica.