Tagarninas esparragadas. Caldillo de perros. Piriñaca. Alcauciles con chí­charos. Ajo caliente. Caracoles. Pescado frito. Raya al pan frito. Caballas o lenguados con fideos. Malarmaos a la sal. Gallo con chí­charos. Chocos con patatas. Mariscos.

Postres: Poleás. Tarta imperial. Tocino de cielo

Vinos: muy variados, van desde el pálido y seco Fino, al azucarado Pedro Ximénez y Moscatel, pasando por los Amontillados punzantes y exquisitos, y los aromáticos y viejos Olorosos.